Yahve

El nombre Jehová es el más comúnmente usado a través del AT para referirse a Dios.  Es usado 6,823 veces. Es el nombre favorito de Dios y el más famoso.

Éxodos 3 – Moisés es enviado por Dios al Faraón para llevarle un mensaje directo de Dios “dejad ir a mi pueblo”

Moisés era inseguro, había asesinado a un egipcio, habiendo sido criado en casa del Faraón por la misma hija del Faraón, Moisés mas tarde ya conociendo la raíz de sus antepasados y el mismo entendiendo que estos israelitas que estaban siendo oprimidos eran su pueblo; y tomando la justicia en sus manos mató a un egipcio cuando este maltrataba y oprimía a un israelita. Así que Moisés por miedo a las consecuencias huye al desierto y pasando de comer en la mesa del Faraón fue reducido y humillado a pastorear ovejas lo cual era un trabajo sucio y de poco reconocimiento en aquellos días.

 

Que error o que horror dirían muchos, pero Dios estaba en control. Así que años más tarde Dios se le presenta a Moisés en una zarza que ardía en fuego pero el fuego no la consumía. Y Moisés por la curiosidad se acerca y oye la voz de Dios que le dice: “Moisés, acércate; y quita el calzado de tus pies porque el lugar que pisas santo es” Dios le hizo un llamado a Moisés y el quitarse el calzado simboliza que tenía que haber una separación. Cuando Dios te llamó también te separó del mundo para El para que vivas una vida en santidad. Nadie puede decir que sirve a Dios si no ha sido primeramente llamado y 2do separado en santidad – más por sus frutos los conoceréis.

 

Entonces Dios le da una tarea a Moisés “ve y preséntate ante el Faraón y dile estas palabras”. Moisés estaba aterrorizado, por años había estado prófugo de la justicia, ahora Dios lo envía a enfrentar lo que más aterrorizaba a Moisés. Era su peor pesadilla.

 

“Deja ir a mi pueblo para que me adore/ libera mi pueblo de la opresión” El pueblo de Dios había vivido bajo la opresión de los egipcios por 400 años. ¿Recuerdan al joven José? Fue vendido por sus hermanos y llevado a Egipto donde luego de años de injusticia y de haber sido encarcelado injustamente Dios milagrosamente lo levantó de los más bajo a los más alto – a ser el segundo en mando en Egipto después del Faraón. José es tipo de Jesucristo quien llevando tus pecados y los míos fue sepultado en lo más profundo, pero al tercer día Dios lo levanto de los muertos triunfando sobre todos sus enemigos y hoy está sentado a la diestra de Dios padre.

 

Luego de José morir la próxima generación de Faraones no conoció de José y lo que había hecho por Egipto. José trajo consigo su familia y como sabemos nosotros los hispanos, donde llega uno llegan mil. Cada cual trajo consigo amigos, primos, hermanos, tíos, perros, gatos y ovejas. Todo!!! Así que se multiplicaron en gran manera. Y los Egipcios les temían. Temían que por ser tantos se fueran a revelar en contra del gobierno de Egipto y fueran a darles un golpe de estado. Entonces decidieron oprimirlos hasta mas no poder. Les aumentaron los impuestos, les mataron una generación de hijos (Moisés fue liberado pero Dios milagrosamente en esta matanza), los oprimieron para dejarlos en la pobreza materia, emocional y también espiritual.

Entonces Dios toma este asunto personal y decide interceder por su pueblo y liberarlo de la opresión del enemigo. Cuando Dios decide interceder en tu situación no hay diablo ni infierno que pueda pelear en contra de Él. Dios le dice a Moisés; ve al Faraón y dile que “YO SOY” te envió con este mensaje “Deja ir a mi pueblo para que me adore”

El plan de Dios no fue simplemente liberar al pueblo, Dios no te libera simplemente para que sigas en el mismo camino que ibas; Dios te libera de la opresión del pecado para que le adores. ¿Que gloria y alabanza va a recibir Dios de ti cuando te hace libre?

Dios no te hizo libre para que te olvidaras de Su nombre.

Hasta este momento los hijos de Israel no conocían este nombre. YO SOY = Significa “ser”. Yo soy el que soy me ha enviado les dijo Moisés. Este nombre es importante porque es Dios mismo revelando su nombre. El nombre de Dios es tan sagrado para los Israelitas que hasta este momento ellos no mencionaban el nombre de Dios por miedo a pronunciarlo mal o por no ofender a Dios. El nombre de Dios era la expresión más alta de quien es el SANTO DE LOS SANTOS.

Cuando se escribía el nombre de Dios en los manuscritos, ellos lo hacían con mucha reverencia. Para mencionar el nombre de Dios uno tenía que tener sumo cuidado. Ellos conocieron a Dios como Yahveh. Cuando se traduce al Ingles obtenemos el nombre “Jehová”.

¿Cómo sabemos cuándo leemos la BIBLIA que estamos leyendo el nombre de Yahveh o de Elohim u otro?

Cuando el nombre está escrito en letras mayúsculas (mayormente en el idioma Inglés “Lord” vs “LORD”) sabemos que se refiere a Jehová/Yahveh. El nombre de Dios Yahveh se refiere al Dios mismo revelándose a su pueblo. Es Dios personalmente revelándose a sí mismo.

Elohim es el nombre de Dios que hace referencia al poder de Dios, el Dios creador.

 

Moisés le preguntó a Dios: ¿Qué les diré si me preguntan quién me envía? Dios le dijo: diles que YO SOY te envió. Dios personalmente se revela a sí mismo.

Cuando hablo de Elohim hablamos de su poder, cuando hablamos de Yahveh hablamos de un Dios relacional. Se revela con su creación PERSONALMENTE. Un velo es quitado.

Cuando enfrentas una circunstancia y Dios decide interceder para revelarse a ti, Estas a punto de conocer a Yahveh, El que se revela a ti personalmente, El que se acerca a Ti, El que desea relacionarse contigo personalmente para que le conozcas. ¿Alguien aquí vino simplemente para ver el poder de Dios, para ver un espectáculo, o viniste para conocer al Dios que se revela personalmente, quieres tener una relación personal con Dios?

 

 

Éxodo 3Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Llamamiento de Moisés

 Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.

Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.

 

Dios llamó a Moisés por su nombre (“acto personal”), y le llama a acercarse. Tu sabes cuando Dios está listo para exponer algo de si mismo para revelarte algo nuevo a ti. Cuando te encuentras entre la espada y la pared, situaciones que Dios mismo permite, no fue porque tu hiciste algo, simplemente tu estás haciendo Su voluntad y de repente en medio de tu obediencia se crea un conflicto y te encuentras entre la espada y la pared. Cuando esto pasa debes saber que Dios está a punto de revelarse a ti en una nueva experiencia. Dios busca promoverte, levantarte, llevarte a un nuevo nivel en Su relación contigo.

 

Moisés vió una zarda ardiendo. Eso es imposible. ¿Cómo es posible que un arbusto se esté quemando y sigue verde, no se consume por las llamas? Dios estaba en ese arbusto, en esa situación, Deja de mirar la zarza ardiente que es Dios mismo llamándote! La situación llamó la atención de Moisés, le atrajo, pero fue Dios que permitió esta situación curiosa, rara, sin sentido común, algo imposible, Para hacerle un llamado a Moisés – Dios estaba listo para revelarse a Moisés, había un llamamiento a la vida de Moisés, esta situación cambiaría la vida/el rumbo de Moisés para siempre.

Deja de quejarte, deja de mirar el problema, deja de buscarle la lógica y la solución a la circunstancia que Dios mismo permitió en tu vida para hacerte un llamamiento que cambiará tu vida!

 

Cuando vemos en Gen. 22 que Dios le dice a Abraham “Sacrifica a tu hijo Isaac” sabemos que eso no hace sentido! Eso es sacrificio de niños, otras culturas sacrificaban niños a sus dioses, Pero Yahveh no hace eso, Algo Dios estaba buscando revelarle a Abraham. La revelación era Jehova Yireh. El Dios que provee, El que hace provisión cuando no hay, el que provee todas nuestras necesidades si creemos en El y obedecemos fielmente, nada nos faltará. Solo Dios busca conocer si en verdad le amas, si en verdad has muerto a ti mismo, a tus deseos por otras cosas, si en realidad has puesto a Dios primero en tu vida. Estas situaciones Dios las va a permitir para probar tu fe.

 

Así que cuando te encuentres entre la espada y la pared, abre tus oídos espirituales porque Dios está a punto de llamar tu nombre. Quita tu mirada del problema y enfócate en el que está escondido detrás de esa zarza ardiente y recibirás una nueva revelación de quien es Dios.

“Quita tu calzado de tus pies” Es un símbolo de respeto, de humillación ante Dios.

Es parte de la cultura de Israel. Cuando vas a Israel y vas a entrar en alguno de los lugares de adoración es necesario que quites el calzado de tus pies porque estas pisando lugar santo.  Esto significa que si estas pisando polvo con tus pies descalzos, esto te recuerda que del polvo Dios nos creó. Todo lo que esté entre tus pies y el polvo de la tierra está demás, estás parado más alto que lo que debieras frente a Dios. La suela de tu zapato simboliza todo lo extra que tenemos que quitar para que Dios nos pueda usar. ¿Que hay en tu vida que debe ser removido para que seas útil en las manos de DIOS?

El problema está en que nosotros queremos venir a Dios con capas adicionales, parados más alto de lo que somos. Venimos orgullosos, con talentos, con características que nos hacen creer que lo merecemos todo. Y Dios no trabaja con gente así. Tenemos que ser humillados hasta el polvo antes de recibir la revelación de Yahveh.

Dios quiere remover de ti todo aquello que te eleva más de lo que debieras, todo orgullo, toda necedad, todo lo que te hace creer que mereces recibir de Dios – Una vez que Dios te lleva a entender que somos simplemente polvo, que necesitamos de El que sople aliento de vida en nosotros para funcionar, es ahí que Dios finalmente puede trabajar con nosotros. Ahí es cuando Dios se revela en una forma grandiosa a nuestra vida.

Dios dice: cuando estas en mi presencia es necesario que recuerdes quien eres y quien soy Yo. El es el creador y nosotros somos su creación. Que no se nos olvide esto.

Cuando quitamos estas cosas de nuestra vida es cuando Dios se nos revela en una forma profunda e íntima. Cuando el alfarero trabaja con el barro, el toca y siente si hay alguna materia que puede dañar el resultado final. Si hay alguna piedrecita, por lo más pequeña que pueda ser, cuando pase el barro por el fuego esta va a dañar el producto final, va a crear una grieta. Es necesario que el barro sea lo más puro posible. Así es nuestra vida en las manos de Dios.

 

En Génesis 2 todo lo que vemos es Dios Elohim. Hasta Gen 2:4 Dios interactúa con Su creación, se vuelve personal. Aquí Dios se revela como Yahveh. Con sus propias manos crea una figura conforme a su imagen y semejanza. Y sopla aliento de vida para darle alma y espíritu, algo que los animales no tienen. Por lo más que nuestra sociedad ama y pone los animales al mismo nivel que a los seres humanos, los animales no tienen alma. Cristo se encarnó y se hizo “carne” para que  “todo aquel que en él cree” (el ser humano, su máxima creacion) no se pierda mas tenga vida eterna.

 

CONCLUSION

Dios no quiere simplemente que le adores, Él quiere que mientras le adoras tengas una revelación más íntima de quien es El. Que te puedas relacionar con El cómo tu creador, tu salvador, tu todo. Que puedas tenerle en tu vida como lo más importante, como el que sopló aliento de vida en ti, que entiendas que sin El mueres, que El es el oxígeno para tu cuerpo. Y que entiendas que a través de tu caminar con El (Yahveh), El desea revelarse a tu vida de una manera personal. Si entiendes esto pídele hoy que deseas conocer más de EL. No seamos conformistas, nos conformamos mucho con una introducción “Hola, soy…”. Dios quiere que tomes tiempo para conocerle, para descubrir quién es El, para que veas Su gloria así como Moisés vió su gloria en el monte Sinaí, tanto así que cuando bajó de aquel monte su rostro resplandecía al punto que otros no podían mirarle directo al rostro. Dios quiere revelarse a tu vida.

Moisés le dijo: Dios muéstrame tu gloria. Dios le dijo: no te puedo mostrar mi rostro porque ningún hombre me ha visto y ha vivido, pero te voy a permitir ver mis espaldas.

Cuando Dios pasó, escondió a Moisés en aquella peña y puso su mano sobre ella hasta que pasó; y luego Moisés pudo ver las espaldas de Jehová. Esa peña es símbolo de Cristo. Dios te ha escondido en Cristo para que experimentes Su gloria. En El estás seguro. No te conformes con simplemente estar escondido en la peña. Levanta tu rostro y mira a Dios, que Su gloria se manifieste en tu vida, que tu rostro este resplandeciente para que cuando otros te miren puedan apreciar la gloria de Dios manifestada en tu vida y anhelen ellos también experimentar la gloria de Dios personalmente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s